¿Por qué hacer yoga para embarazadas es justo lo que necesitas?

¿Por qué hacer yoga para embarazadas es justo lo que necesitas?

¿Por qué es INCREÍBLE hacer yoga para embarazadas?

Como practicante y profesora de yoga durante gran parte de mi embarazo hice mi propia práctica, intentando mantener el ritmo de lo que hacía antes, adecuándome a los cambios de mi cuerpo y sobretodo respetando al hermoso ser que estaba creando en mi interior. Por mi propia experiencia y la de las mujeres a las que acompañó a través del yoga, considero que las clases para embarazadas no tienen porque ser completamente suaves, lentas ni aburridas. El parto es un momento intenso con largas horas de movimiento constante, por lo que considero que las clases pueden ser igualmente intensas sin tener que hacer posturas innecesarias o poco beneficiosas.

Hacer mi propia práctica regular de vinyasa por una parte me funcionaba muy bien porque me mantenía físicamente pero al mismo tiempo me hacía falta un espacio donde hablar de mi embarazo y acompañarme con otras mujeres que también estuvieran embarazadas para hablar de dudas y miedos, compartir risas y llantos, conectar con el placer de mi embarazo. Expresar sensaciones que en otros espacios no son comprendidas porque no es “el lugar de las embarazadas”. Por eso quiero compartir las razones por las que encuentro increíble hacer YOGA PARA EMBARAZADAS, sin importar si has practicado yoga antes o si no sabes nada.
Aquí te cuento mis 11 (de muchas) razones que encuentro.

1. Es un momento de encuentro único entre tu bebé y tú, en el que pueden conectar a través del movimiento y el placer, tan necesario para disfrutar de esta etapa plenamente.

2.Es un espacio de encuentro con tu propio goce como mujer y madre, sentirte sensual y atractiva, conectar con la potencia y magia de tu cuerpo ¿a que no te imaginabas que podrías sentirte así? Pues créeme que ¡todo esto es posible! 🙂
3. Con tu movimiento tu bebe conoce otras posiciones en su cuerpo y te siente, lo que le sirve como estímulo dentro de tu vientre .
4. Te mantienes activa, tonificas, fortaleces y te flexibilizas físicamente lo que se traduce en un beneficio a nivel mental para los cambios y decisiones que enfrentas en el embarazo, parto y tu vida en general.
5. Las posturas de yoga te ayudan mucho para aliviar malestares propios de esta etapa.
6.El yoga te ayuda a ser consciente de tu cuerpo, tus movimientos y tu respiración, lo cual sin duda te ayudará en el momento del parto.
7. Puedes descubrir que ¡eres capaz de hacer posturas que ni siquiera imaginabas! ayudándote a fortalecer la confianza en ti misma.
8. Preparas tus caderas y huesos para abrirse para el parto.
9. Descubres tu manera natural y poderosa de respirar que será tu aliada durante las contracciones y el parto.
10. Hablamos con naturalidad y libertad sobre el embarazo y el parto, donde puedes aclarar tus dudas y contar tus miedos. Sin duda te ayudará a sentirte fuerte anímicamente y confiada frente los cambios que estás viviendo.
11. Al compartir tu experiencia con otras mujeres embarazadas encuentras tu tribu, en la que puedes sentirte acompañada y comprendida.
12. ¡PUEDE SER UN LUGAR DE EMPODERAMIENTO DONDE RECONECTES CON TU SABIDURÍA, GOCE Y CONFIANZA PARA PODER PARIR!

No Comments

Post A Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.