Mujer

Han pasado 2 años y 5 meses, exactamente 29 lunas desde mi última menstruación, aquella última con la que esa noche de goce me embaracé, aquella que no me visitó durante estos meses mientras he estado en complicidad con mi hija en el pecho disfrutando...

Tenemos un cuerpo deseante por ser vivido y habitado por nosotras. Un cuerpo sabio que a través de nuestra pelvis y caderas, nuestro vientre y pechos, nos invita a viajar a través de él para así encontrarnos y disfrutarnos. Un cuerpo deseoso por que nos permitamos reconectar...